Proyecto contra la TAS: Alumnos de la Escuela Normal donaron un motocarro 

Un grupo de alumnos de sexto grado de la Escuela Normal, coordinados por la profesora Silvia Martínez, tomaron hace seis años la iniciativa de generar un proyecto de concientización contra la Tracción A Sangre (TAS), para participar de la Feria de Ciencias.

La iniciativa, que entonces obtuviera  la más alta consideración del jurado, y que luego participara de la instancia nacional del certamen, se sintetizó en la idea que los propios chicos denominaron “Necesito jubilarme, me ayudás”.

Hoy, después de algunos años, aquel sueño puesto en marcha tuvo su feliz epílogo con la entrega de un flamante motocarro que los jóvenes hicieran a las autoridades municipales, encabezadas por el propio intendente José Eduardo Lauritto.

 “Con los chicos charlamos que hay muchas acciones en beneficio de la comunidad que se pueden iniciar desde diferentes lugares” dijo esta mañana Silvia Martínez, quien acompañó a los alumnos y padres durante el acto cumplido en la explanada del Centro Cívico.

Precisamente, la docente tuvo palabras de agradecimiento para los papás y vecinos que ofrecieran su trabajo en forma absolutamente desinteresada, y especialmente a la cooperativa de seguros Río Uruguay, que donara la moto.

Reconocimiento

La concejala Viviana Sansoni, quien acompañó al grupo de estudiantes que materializaran el proyecto de incorporar el séptimo moto carro por ser destinado al Plan, acompañó al intendente Lauritto y al Dr. Bertelotti en la entrega de diplomas y recordardatorios que recibiera cada chico, al cabo de la ceremonia.

Cada uno de los chicos recibió un presente de manos de las autoridades municipales al igual que la profesora Martínez, depositaria –además- de la Ordenanza 10456 del Concejo Deliberante, que oficializa la aceptación de tan importante donativo al municipio.

Mirar al futuro

El intendente Lauritto expresó su reconocimiento a la tarea realizada por jóvenes estudiantes, la docente y los padres, y subrayó que “es el primer moto carro hecho por manos uruguayenses”.

Al referirse al reemplazo de la tracción a sangre por este tipo de vehículos, puesta en práctica durante la actual gestión, señaló que es el “inicio de un trabajo que nos cuesta, donde se avanza y se retrocede, porque implica el cambio de un hábito cultural arraigado”.

El Plan para la Erradicación de la Tracción a Sangre, ha posibilitado la entrega de seis motocarros. Los primeros tres fueron entregados a vecinos, en forma individual, en tanto los tres restantes los recibió una cooperativa de recicladores, integrada por un grupo de personas, que los emplea en forma coordinada.

Sergio Bertelotti, secretario de Salud, área que lleva adelante el Plan destacó el compromiso de los chicos y de la “importancia de sembrar siendo tan jóvenes”.

Dirigiéndose precisamente a los estudiantes puso de relieve el “cambio social que se vive hoy”, no obstante lo cual rescató el esfuerzo de vecinos que emplean un carro como medio laboral, a quienes se aspira dar mejores condiciones para su trabajo.

También el titular de Salud del municipio reseñó que hubo algún problema con uno de los beneficiaros, no obstante lo cual el programa, que tiene aceptación de la sociedad, continuará en los próximos años.

Acciones

La erradicación de la tracción a sangre es un reclamo de la comunidad uruguayense originada en la preocupación por la violencia ejercida contra los animales, fundamentalmente en aquellos casos de caballos que tiran carros.

Es por ello que en los últimos años el municipio ha ejecutado una serie de acciones orientadas a la solución del problema, entre ellas el secuestro y traslado de los animales al santuario de animales de la fundación “Tekove Mymba”, localizada en el Departamento Colón, y la individualización de los caballos, carros y propietarios. Todas ellas permiten avanzar en el tema.

 

Matias Giqueaux

Dirección de Comunicación Ciudadana

Municipalidad de Concepción del Uruguay

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *