Mattiauda cuestionó al Banco Central por limitar el acceso al crédito al sector agropecuario

El diputado provincial, Nicolás Mattiauda (Pro), presentó un proyecto de declaración para repudiar la decisión del Banco Central (BCRA) de limitar el crédito al sector agropecuario en función del acopio de productos, lo que calificó como “un gravísimo error” porque, entre otras consideraciones, afecta a la producción, al crecimiento y a la reactivación económica nacional.

La iniciativa tomó estado parlamentario en la última sesión y se fundamenta en la necesidad de acompañar a los productores agropecuarios en un momento muy difícil exigiendo “políticas nacionales coherentes” que ayuden al desarrollo general del sector. “En función del principio de subsidiariedad, el Estado debe intervenir en auxilio de los particulares, cuando circunstancias extraordinarias así lo exigen, tal como sucede en el actual marco de crisis sanitaria y económica desatada por la pandemia del COVID-19”, planteó.

Para el legislador del departamento Gualeguaychú, la decisión del BCRA es “un gravísimo error” porque “avanza con un modelo de control estatal arbitrario de la economía, que ha fracasado reiteradamente”, y criticó que se restrinja el acceso del crédito “en un momento crítico del año, cuando miles de productores necesitan comprar insumos para iniciar la siembra”.

El diputado fundamentó además que la falta de financiamiento no sólo afecta a los productores, sino también “a la producción agropecuaria y por ende al crecimiento y restablecimiento de la economía nacional”. “Se trata de apoyar al sector adecuado, en el momento adecuado otorgando crédito y seguridad a quienes invierten, producen y representan a uno de los sectores más productivos, para evitar nefastas consecuencias a fututo”, precisó.

Y puntualizó: “Expresamos nuestra disconformidad con relación a esta medida, exigimos la necesidad de políticas nacionales coherentes, acompañamos a los productores agropecuarios y asumimos el compromiso de bregar por la generación de material normativo provincial de calidad, que contribuya a evitar improvisaciones gubernamentales”.

Otros dos repudios

Por otra parte, y mediante otros dos proyectos de Declaración, Mattiauda repudió la inclusión de contenido partidario oficialista en cuadernillos escolares, y la determinación de la Oficina Anticorrupción de abandonar su rol de querellante en las causas conocidas como «Hotesur» y «Los Sauces», en las que se encuentra procesada la vicepresidenta, Cristina Fernández.

En el primero de los casos, el diputado provincial cuestionó la inclusión de “fuertes contenidos políticos oficialistas” en el material escolar que distribuyó en todo el país el Ministerio de Educación de la Nación, entre marzo y abril, en el marco del programa “Sigamos educando”, para mantener contacto con los alumnos de las escuelas públicas durante la cuarentena y cuya impresión costó más de 400 millones de pesos.

“Los cuadernillos contienen temas políticos cargados de un fuerte sesgo ideológico, exaltaciones de la figura presidencial y de algunos ministros, además de cuestionamientos a políticas llevadas a cabo por provincias donde el kirchnerismo no gobierna”, detalló en los fundamentos y aclaró que su cuestionamiento es hacia el contenido político y no a la impresión y distribución de ese material didáctico.

“Claramente, se persigue un adoctrinamiento escolar, es decir, generar una adhesión o empatía por parte de los alumnos hacia el partido político oficialista”, criticó y lamentó que “se utilice la situación para hacer propaganda política a través del material didáctico”.

“La función docente -en todos los niveles– debería ser enseñar con objetividad y amplitud, exponer la amplia variedad de miradas que existen con relación a temas puntuales, y así posibilitarles a los alumnos desarrollar su propio pensamiento crítico, para que puedan hacer sus propias elecciones, sin condicionamientos ni imposiciones”, consideró en los fundamentos del proyecto que tomó estado parlamentario en la última sesión de la Cámara Baja.

Y agregó: “La educación pública, desarrollada presencialmente o a través de estos medios alternativos, debe ser siempre una educación objetiva y transparente, que contribuya a construir ciudadanía, y no militancia política”.

En tanto, mediante otro proyecto de Declaración repudia la decisión de la Oficina Anticorrupción (OA) de la Nación de abandonar su rol de querellante en dos de los más relevantes juicios orales por expedientes de corrupción kirchnerista, en el marco de las causas conocidas como «Hotesur» y «Los Sauces».

Se trata de expedientes que están a la espera de fecha de inicio de sus audiencias orales, en las que los principales procesados por delitos contra la administración pública y lavado de dinero son la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y sus hijos Máximo y Florencia Kirchner.

Para Mattiauda, la determinación se aparta de “la objetividad y rigurosidad” que debe caracterizar al accionar del organismo, que debería trabajar para “fortalecer la ética y la integridad en la administración pública nacional, a través de la prevención e investigación de la corrupción y la formulación de políticas de transparencia”, tal como se expresa la OA en su sitio web.

“Tal decisión, no sólo atenta contra la inmensa demanda ciudadana por castigar a los corruptos y recuperar lo robado, sino que además forma parte de un plan sistemático para garantizar impunidad para aquellos funcionarios que son investigados por delitos relacionados a la corrupción”, planteó el legislador en los fundamentos.

“Resulta insoslayable y urgente adoptar políticas nacionales responsables y coherentes, con la finalidad de asegurar el cumplimiento de los principios republicanos en general, y la responsabilidad de los actos de los gobernantes en particular”, puntualizó.

Prensa Diputado

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *