LA IRRESPONSABILIDAD DEL KIRCHNERISMO EN EL GOBIERNO CUANDO VE PELIGRAR EL PODER

En declaraciones a la prensa el dirigente radical de Paraná Miguel Rettore dijo que el resultado de las PASO del 12 de setiembre nos vuelve a mostrar cómo se comporta el kirchnerismo en el gobierno cuando ve peligrar el poder y quiere ganar una elección.

En ese sentido manifestó, “En una pandemia que lleva casi dos años, que causó más de 115.000 muertos y que la impericia del gobierno no solo hizo que los argentinos estuvieran encerrados mucho tiempo, sino que se fundieran muchísimas PyME y se perdieran cientos de miles puestos de trabajo, al ver que la pandemia y la vacunación no redituaban electoralmente, de la noche a la mañana se decretó que el Covid ya era el pasado, se levantaron todas las restricciones, se habilitaron los eventos masivos e, inclusive, ya no se exige el uso del barbijo.

El gran revés electoral que la sociedad argentina le infringió en las urnas fue como una mágica vacuna que terminó con la pandemia e inmediatamente se comenzó a buscar la forma de dar vuelta el resultado para el 14 de noviembre, lo que a los argentinos les va a costar alrededor de 160.000 millones de pesos.

Tan mala fue la lectura que hizo el gobierno de la elección, que durante dos semanas fuimos testigos directos de una interna palaciega entre los dos máximos responsables institucionales del País que descaradamente se pasaban facturas y se desgastaban mutuamente.

En ese desconcierto alocado, la principal dirigencia sacó en conclusión que con más “platita” en los bolsillos de los votantes, los festejos impúdicos de Olivos no hubiesen tenido trascendencia electoral y emprendió una loca carrera para que los argentinos tuvieran la “sensación” que tenía más dinero en sus bolsillos y cambiaran su voto en los próximos comicios y así, con la versatilidad, pragmatismo e irresponsabilidad que los caracteriza, comenzaron a regalar electrodomésticos y bicicletas, dispusieron los pagos de nuevos planes y con mayor monto, aumentaron sueldos a jubilados, subieron el piso de ganancias, dejaron sin efecto multas fiscales y muchas cosas más que, seguramente son justas reivindicaciones para cada sector, pero que todo gobierno serio lo debe disponer con estudios previos realizados en conjunto con esos sectores, con la afectación presupuestaria correspondiente y fundamentalmente con la seriedad de estar gobernando para los tiempos y no buscando irresponsablemente un rédito electoral inmediato. Se llegó al colmo de que con un sistema previsional colapsado como el argentino, que tiene un déficit estructural descomunal y que a los actuales trabajadores se los amenaza con reestructuraciones que hacen peligrar sus conquistas históricas y sus derechos adquiridos, se esté elaborando una reforma exprés al sistema para que las personas menores de 55 años puedan jubilarse.

En definitiva, esta descripción de la irresponsabilidad kirchnerista para gobernar ya la conocemos todos, fue moneda corriente en los últimos veinte años en el país y seguramente los argentinos en los próximos comicios ratificarán en las urnas que este modelo no es lo que quiere para nuestro país y entonces el 14 de noviembre se convertirá en la fecha que el pueblo movilizado le pondrá la segunda dosis para terminar definitivamente con este virus en el país”, terminó diciendo Rettore.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *