EL NEGRO MANUEL Por Juan Martin Garay

Al igual que Manuel quienes profesamos la Fe Católica somos de la virgen también. La historia cuenta que él fue testigo directo de un milagro, la imagen que se transformaría en la Virgen de Luján, la patrona de nuestra patria. Como esclavo Manuel decía que por su devoción él le pertenecía sólo a ella: «Soy de la Virgen nomás» repetía.

En su encuentro con el Santo Padre, Alberto Fernández le obsequió entre otras cosas un busto del Siervo de Dios conocido como «Negro Manuel». La audiencia entre el presidente de todos los argentinos y el Papa no fue un hecho menor en el tiempo que viene por delante, el de la reconciliación.

Porque la Patria es un Don (nos viene dada, nacemos donde la vida nos alumbra) y la Nación una tarea (una construcción colectiva, de todos), las buenas relaciones con el Vaticano y el Papa Francisco son más que importantes. La búsqueda de buenos oficios ante los organismos de crédito internacional, pero fundamentalmente ante nuestro nuevo y gran acreedor -el FMI- son más que necesarios.

El Presidente de la Nación expresó que Francisco es «una figura trascendental, de la humanidad» y que comparten «una suerte de obsesión, que es terminar con la disputa entre los argentinos». «La Argentina tiene que terminar sus tiempos de disputa. Los argentinos tenemos que respetarnos y terminar con la locura de no hacerlo. Es un país en el que hace mucho tiempo todo es blanco o negro, y donde el de la vereda de enfrente no merece respeto, pero no hay nadie en la vereda de enfrente, sino simplemente alguien que piensa distinto».

A la comitiva Argentina en el Vaticano en cabeza de nuestro presidente, el Papa pidió que “sean mensajeros de la paz”, algo tan necesario para que se respeten las instituciones y se fortalezca una democracia fundada en los valores de la verdad y la vida, la justicia y la solidaridad, el amor y la paz, para la reconciliación de todos los argentinos.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *