Colón conmemoró el 204º Aniversario de la Declaración de la Independencia Argentina

En la rotonda Stella se llevó a cabo la ceremonia adhiriendo a la fecha patria. Participó un reducido grupo de autoridades y representantes institucionales

En un sencillo acto presidido por el Intendente, José Luis Walser, la ciudad de Colón conmemoró el 9 de julio la Declaración de la Independencia Argentina, en la rotonda Stella Maris del puerto local.

Más temprano en el edificio municipal, fueron izadas las banderas de Argentina y de Entre Ríos, donadas por la vecina Lidia del Carmen Ereñú de Pello que dijo “cumplir el sueño de mi esposo, de ver flamear la bandera en lo más alto de ese edificio”. Para ello el municipio restauró los mástiles superiores para izar sendas banderas.

Luego se realizó la ceremonia en el mástil del puerto, donde se encuentra entronizada la Virgen Stella Maris, patrona de los marineros. Con la colaboración de prefectura y las tareas del municipio junto a los bomberos voluntarios, se inició la restauración del mismo, donde además fue izada una bandera Argentina.

Por su parte, el vecino Alcides Hugo Araujo, entregó al municipio una foto del año 1958 del buque “Redentor”, del cual sus propietarios donaron el mástil a la Prefectura de Colón.

El acto contó con la presencia de abanderados de Policía, Gendarmería, Prefectura, Bomberos Voluntarios y el grupo Scouts Colón. Y acompañaron al presidente municipal funcionarios, autoridades, legisladores y concejales.

Luego del Himno Nacional y de la Marcha de Entre Ríos, se dio lectura al Decreto municipal Nº 242/2020 para adherir a la fecha.

El cura párroco Néstor Toler hizo una invocación religiosa para referirse a la fecha, y la docente de la Escuela Nº 85 “Prefectura Naval Argentina” Mariela Schneider, brindó unas palabras alusivas.

“Hablar de independencia, es hablar de libertad” comenzó diciendo la docente. “Cuando nacemos, cada uno de nosotros, recibe el derecho de ser libre y desarrollarse para fortalecer ese derecho”.

“Hace muchos años después de un largo proceso de reclamos, revoluciones y luchas, con mucho esfuerzo, los ciudadanos  lograron liberarse de la denominación española, y así, en un congreso con representantes de todas las provincias, reunidos en Tucumán,  un 9 de julio de 1816, se declaró la ansiada independencia” expresó en sus palabras.

Para ser independiente es necesario gozar la libertad de poder construir nuestra propia vida; ser independiente se aprende y se logra a través del esfuerzo personal.”

“Es importante recordar estos hechos  para agradecerles a nuestros antepasados todos los beneficios que gozamos hoy”.

La docente pidió también recordar que “solo con responsabilidad y con el compromiso de formarnos como personas de bien, podremos ser libres e independientes en nuestra vida diaria”.

“No fue fácil alcanzar la independencia, hubo que transitar largos caminos, caer y volver a levantarse, aprender de los errores para seguir adelante… y esto fue logrado porque el pueblo tenía aferrado al corazón el sueño de la libertad.”

“¡Que controversia hoy….Son momentos difíciles, de angustia, encierro e incertidumbre, pero también momentos de solidaridad, de reflexión, de acompañar y de ayuda al otro.”

Sobre el final, expresó: Hoy somos nosotros responsables de continuar transitando en nuestro querido país y nuestra querida ciudad”.

“Solo podemos lograrlo si lo hacemos juntos. ¡Juntos crecemos y aprendemos… juntos, saldremos adelante! Permitámonos seguir soñando un país libre y sobre todas las cosas ser felices” concluyó.

Luego fue invitado Hugo Araujo, para que cuente qué lo motivó a donar el cuadro con la foto del antiguo barco. “Mi hermano mayor Laureano era timonel de este barco el Redentor, y con mis cinco hermanos éramos navegantes, veníamos a cargar acá mismo” recordó con emoción.

“Para mí es un honor estar presente, y es una dicha encontrarme acá ya que luego de 50 años me jubilé y volví a Colón, siempre paso miro este palo y recuerdo a mis hermanos”.

“El dueño de este barco del año 58 en honor a los trabajos dejó ese barco  acá, donó este palo para que sea el recordatorio de los navegantes de este puerto”.

“Este puerto ha sido sobre el río Uruguay uno de los más comerciales y donde más se ha sacado canto rodado” dijo Hugo Araujo.

Los propietarios, contó Araujo, donaron el mástil que fue colocado en la zona portuaria, donde se entronizó a la Virgen Stella Maris.

Para finalizar, los músicos Leonardo Ríos y Hernán Paz, le pusieron música a la conmemoración del 9 de Julio interpretando juntos tres canciones.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *